Resumen de Homo Deus
| | | | |

Resumen y análisis de Homo Deus | Análisis de Yuval Noah Harari

96% de los encuestados en un estudio de Pew Research dicen que creen que hemos evolucionado de alguna manera. El mundo está evolucionando más rápido que nunca.

En Homo Deus, Yuval Noah Harari echa un vistazo al futuro de la humanidad. Sigue leyendo para conocer los diez puntos clave de Homo Deus, de Yuval Noah Harari.

Introducción

En Homo Deus, Yuval Noah Harari se propone explorar el futuro de la humanidad y nuestros posibles próximos pasos como especie. También examina nuestra conexiones con la evolución.

Para ello, examina nuestras trayectorias pasadas y actuales y deduce hacia dónde podríamos dirigirnos. Aunque ofrece varios futuros posibles para nosotros, tiene claro que lo único de lo que podemos estar seguros es del cambio, y de mucho cambio.

La perspectiva de Yuval Noah Harari

Con Homo Deus, el Dr. Harari provoca una profunda reflexión y reflexión sobre nuestra historia. También arroja luz sobre el futuro de nuestra sociedad. Si ha leído Sapiens de Yuval Noah Harari, usted sabe que la escritura del autor se centra en sus estudios de análisis y hechos históricos.

El Dr. Yuval Noah Harari es profesor de la Universidad Hebrea de Jerusalén. El profesor Harari está especializado en historia militar y medieval. También es filósofo y autor de best-sellers.

Resumen del Homo Deus

En el libro Homo Deus del Dr. Harari, el autor examina los enfoques pasados y futuros de la evolución. Explora lo que ocurre cuando la mitología se fusiona con la tecnología de vanguardia. También aborda las amenazas que se ciernen sobre el liberalismo.

El doctor también especula sobre un plan cósmico mayor. En la especulación, proporciona una visión del futuro y de la tecnología. En el futuro, la religión del Dataísmo sustituirá a las creencias tradicionales creando el Deus Hogar.

Significado de Homo Deus

"Homo" es el término latino que designa a los humanos, y "Deus" es el término latino que designa a Dios. Homo Deus trata de las capacidades adquiridas por los humanos a lo largo de la existencia. También abarca nuestra evolución como especie dominante.

En Homo Deus, el Dr. Harari describe nuestras capacidades y logros actuales. También especula sobre su visión de la sociedad en el futuro. En su texto, toca temas filosóficos como el individualismo, el humanismo, el transhumanismo y la mortalidad.

StoryShot #1: Las principales preocupaciones de la humanidad

A lo largo del tiempo, la sociedad ha tenido tres preocupaciones principales. Estas preocupaciones son:

- Epidemias
- Hambre
- Guerra

Los seres humanos han rezado continuamente a sus dioses sobre estos temas. También han creado sistemas sociales y herramientas para tratar estos problemas. Sin embargo, los humanos siguen pereciendo por estos mismos problemas.

Muchos profetas e intelectuales afirman que estos tres problemas forman parte del plan de Dios para la humanidad. Además, sostienen que no desaparecerán.

A medida que la sociedad entra en el tercer milenio, hemos mejorado en el control de estos peligros. No los hemos eliminado, pero se han vuelto más manejables.

Nuestras preocupaciones en los últimos años

El crecimiento económico, tecnológico y político ha proporcionado a la humanidad una red de seguridad a lo largo del último siglo. Nos ha protegido de la pobreza.

En algunas partes del mundo todavía existe el hambre. Sin embargo, es poco frecuente.

En la mayoría de los casos, la hambruna se debe a la mala política y no a las fuerzas naturales. De hecho, comer en exceso es un problema social mucho mayor que la hambruna. Los investigadores prevén que más de la mitad de la población mundial tendrá sobrepeso en 2030.

Además, en el último siglo nos hemos vuelto más vulnerables a las enfermedades infecciosas. Aun así, las plagas han disminuido drásticamente gracias a la mejora de la medicina y la higiene.

StoryShot #2: Enemigos del Ecosistema

Desde los años 70, la sociedad es cada vez más consciente de los problemas ecológicos. Desde entonces, las poblaciones de animales salvajes han disminuido en 50%.

Mucha gente cree que los animales domésticos están mejor que los que viven en la naturaleza. Sin embargo, corren la misma suerte tanto si viven en un entorno doméstico como natural.

La sociedad ha tomado el control de los animales domésticos. Al hacerlo, han despreciado sus necesidades y sentimientos básicos.

Los mamíferos no pueden vivir sólo de la manutención. También necesitan un compromiso emocional.

Antes y ahora

Los pueblos de la antigua China, Egipto y Roma sólo tenían un conocimiento básico de las materias científicas. Estas materias incluyen la química, la biología, la epidemiología y la zoología. Por este motivo, su capacidad para controlar los animales y las enfermedades era limitada.

Ahora, la ciencia moderna ha revelado sus secretos. Los antibióticos, el aire acondicionado, los pesticidas y las vacunas han cambiado nuestra relación con el ecosistema. Ahora, la humanidad puede llenar jaulas de ganado para producir carne y leche.

Sin embargo, recientemente se ha empezado a reconsiderar nuestra relación con los animales. Como resultado, la forma en que nos relacionamos con los animales ha sido objeto de considerables críticas. Los críticos creen que sacrificar animales es lo mismo que las máquinas que explotan y matan a los humanos porque tienen menos valor.

En esta etapa, la sociedad tiene menos que preocuparse por las catástrofes naturales. Sin embargo, la propia sociedad es una amenaza tangible.

Con el paso del tiempo, las personas han cambiado el ecosistema de forma irreversible. El daño que han dejado es peor que el impacto que acabó con los dinosaurios.

StoryShot #3: La ilusión de la vida eterna

Como Homo sapiens, no hay duda de que somos la especie más fuerte e inteligente del mundo. Somos superiores a todas las especies y nuestras vidas son más valiosas que las de los animales.

Como humanos, nos gusta convencernos de que tenemos una chispa única. Es decir, que tenemos alguna característica superior que justifica un estatus privilegiado.

Tradicionalmente, los monoteístas creen que sólo los humanos tienen almas eternas. Nuestras almas avanzan hacia la redención o la condenación. Mientras tanto, el cuerpo se descompone.

Al mismo tiempo, los monoteístas no creen que los animales tengan almas eternas. Cuando expiran, se convierten en nada.

El concepto del alma pervive en nuestros sistemas económicos, jurídicos y políticos. Sin embargo, no hay ninguna prueba científica que respalde esta creencia.

La ciencia y el alma humana

La ciencia cuestiona la realidad del alma humana. En primer lugar, no hay pruebas que demuestren que las almas existen. Además, el concepto de alma contradice la principios de la evolución.

Sólo un pequeño porcentaje de los estadounidenses encuestados cree que los seres humanos evolucionaron por selección natural y sin intervención divina. Hoy en día, las escuelas apenas enseñan la evolución. Sin embargo, los defensores de la religión prefieren que las escuelas no enseñen el tema en absoluto, ciñéndose únicamente a la concepto de creacionismo.

La evolución refuta el concepto de que el alma es eterna. Los creacionistas también creen que el alma es inmutable.

El cambio constante es una parte clave de teoría de la evolución. En consecuencia, la evolución no puede crear entidades eternas.

StoryShot #4: Los animales y el Homo Sapiens

Los animales viven en la dualidad. Tienen conciencia de sus experiencias y sentimientos. Por ejemplo, experimentan emociones como el miedo, el deseo y la alegría.

Sin embargo, los humanos tienen una triple realidad. Tienen deseos y sentimientos y poseen cosas materiales. Vivir como un humano también consiste en dioses, dinero y otros elementos.

Historia y mitología

En el pasado, los agricultores alimentaban a miles de ciudades y ejércitos. Conservaban los mitos transmitiendo las historias de boca en boca a través de generaciones. A menudo, los agricultores inyectaban sus propias ideas en las historias de sus dioses.

Por ejemplo, los egipcios consideraban al faraón como algo más que una figura divina. El Faraón era un verdadero Dios.

Sin embargo, en sus mentes, el verdadero gobernante del Nilo era un faraón imaginario. Este faraón vivía en las leyendas difundidas entre los egipcios.

Antes de la palabra escrita, las historias de los pueblos eran tan largas como la capacidad de memorización de alguien. Con la escritura, sin embargo, podemos conservar historias largas y complejas. Esta capacidad ha permitido la organización de comunidades enteras de forma algorítmica.

StoryShot #5: Cambiar las percepciones

En la sociedad, las historias son la base de nuestras creencias. Con el tiempo, las historias sobre naciones y dioses han ganado una inmensa popularidad. Tanto que han empezado a dominar la realidad objetiva.

Los seres humanos centraron sus esfuerzos en glorificar estas entidades imaginarias debido a la fe ciega. Sin embargo, algunas personas creen que la ciencia forma un tipo diferente de mito. Creen que la fe de la gente en la ciencia es como la antigua creencia de las sociedades en los dioses.

Sin embargo, la ciencia es más que un puente entre las personas. En la religión, la gente cree que Dios ayuda a los que se ayudan a sí mismos. En otras palabras, Dios no existe, pero la fe empuja a la gente a conseguir cosas.

Por el contrario, la ciencia ayuda incluso a los que deciden no ayudarse a sí mismos. Puede curar la enfermedad, tanto si alguien cree en ella como si no.

StoryShot #6: El esquema universal

Hasta hace pocos años, la mayoría de la gente pensaba que los seres humanos formaban parte del esquema universal. Los grandes dioses y las reglas eternas de la naturaleza supervisaban el esquema. Los seres humanos no podían influir en él.

Este esquema daba sentido a la vida humana. Sin embargo, también limitaba nuestro poder. En efecto, las personas eran como actores en una historia.

El diálogo y la historia de la vida les daban sentido, pero limitaban su actuación. Si ocurría algo trágico, encontraban seguridad en el hecho de que las cosas suceden por una razón.

Sin embargo, hoy en día, los modernos niegan la creencia en un esquema universal. El mundo ya no cree en un guión predestinado.

StoryShot #7: Ser humano

La modernidad otorga poderes a los humanos. Pueden rechazar los esquemas comunes que la mayoría de la gente confía en el significado. Sin embargo, es imposible mantener el orden sin sentido.

Los sistemas artísticos, religiosos y políticos modernos han tratado de encontrar un sentido más profundo a la vida. Sin embargo, se alejan de los esquemas cósmicos.

No hay nadie que limite el poder de la humanidad. Aun así, siguen convencidos de que sus vidas tienen un sentido profundo.

En los últimos siglos, el humanismo ha dado sentido a vidas sin propósito. Hace la guerra a la humanidad con la humanidad haciendo el papel de Dios. Sin embargo, no es partidario de perder la fe en Dios, sino de ganar la fe en la humanidad.

StoryShot #8: Libertad individual

La ciencia no es un estudio de valores. No puede definir si el liberalismo tiene razón al dar importancia a la libertad sobre la igualdad. La ciencia tampoco puede considerar al individuo por encima de la colectividad.

Al contrario que el liberalismo, la religión opera sobre lo que considera hechos y pensamiento abstracto. Estas creencias no se sostienen ante la ciencia.

Los liberales tienen en gran consideración la libertad individual. Están seguros de que los humanos disfrutan del libre albedrío.

El liberalismo anima a las personas a hacer lo que les hace sentir bien y a seguir su pasión. Sin embargo, la ciencia cuenta una historia diferente.

En lugar del libre albedrío, los investigadores apuntan a las hormonas, los genes y las neuronas que siguen las leyes biológicas. De este modo, la ciencia entra en conflicto con el liberalismo.

StoryShot #9: La utilidad de la religión

Las religiones del futuro no saldrán de las cuevas ni de las escuelas religiosas como en el pasado. Las próximas religiones, especula el Dr. Harari, saldrán de los laboratorios de investigación.

Pronto podrían surgir religiones científicas y convertirse en dominantes. Podrían prometer la redención a través de la biología y la tecnología.

En la actualidad, el cristianismo y el islam son muy populares. Sin embargo, Silicon Valley despierta tanto interés como estas religiones.

Ahora, los investigadores prometen satisfacer las necesidades de la gente con sus revelaciones. La gente puede encontrar la paz, la vida eterna y la felicidad a través de la tecnología, las cosas que la gente antes buscaba en la religión.

StoryShot #10: Religión y tecnología

En contra de la concepto de minimalismo digitalEl dataísmo es una nueva escuela de pensamiento religioso. Es una religión de datos.

La creencia sostiene que el universo está formado por flujos de datos. El valor de cada acontecimiento o entidad varía en función de lo que contribuye al tratamiento de los datos.

El dataísmo procede de los trabajos de Charles Darwin y Alan Turing. Sostiene que las reglas matemáticas se aplican a los algoritmos bioquímicos y electrónicos. Como resultado, el Dataísmo elimina todas las barreras entre los animales, las personas y las máquinas.

El dataísmo y nuestro futuro

Científicos e intelectuales creen que el dataísmo es una teoría amplia que abarca todas las disciplinas científicas. Proporciona a los investigadores un lenguaje unificado y elimina las divisiones académicas.

También elimina los límites disciplinarios de los descubrimientos. Además, el dataísmo invierte la pirámide de aprendizaje estándar.

Los que creen en el Dataísmo argumentan que la sociedad ya no puede gestionar su flujo masivo de datos. En consecuencia, ya no pueden extraer información o conocimiento de ellos.

La biología y la informática sirven de base al Dataísmo. Sin embargo, la biología es la parte más importante de la disciplina. La adopción del Dataísmo por parte de la biología puede llevar a un cambio radical en la naturaleza de la vida.

Resumiendo el Homo Deus

En Homo Deus, Yuval Noah Harari ofrece una perspectiva sincera sobre el rumbo que podría tomar la humanidad. En particular, Yuval Noah Harari explora en Homo Deus la idea de que la sociedad pronto se convertirá en una especie de seres que ya no estarán a merced de la selección natural. En su lugar, podremos dirigir activamente nuestra propia evolución mediante la ingeniería genética y otras intervenciones tecnológicas.


¿Qué ha aprendido del Homo Deus? ¿Qué es lo que más le ha gustado? ¿Hay alguna idea importante que se nos haya escapado? Comenta a continuación o envíanos un tweet @storyshots.


Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Añade automáticamente YASR en tus posts o páginas. %s Desactiva esta opción si prefieres usar shortcodes. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.