Resumen de Las 21 leyes irrefutables del liderazgo
| |

Resumen y análisis de Las 21 leyes irrefutables del liderazgo | John C. Maxwell

Resumen de Las 21 leyes irrefutables del liderazgo

La vida es muy ajetreada. Tiene Las 21 leyes irrefutables del liderazgo ¿ha estado acumulando polvo en su estantería? En lugar de ello, recoja ahora las ideas clave.

Estamos arañando la superficie en el resumen de Las 21 leyes irrefutables del liderazgo. Si aún no tiene el libro, pídalo o consiga el audiolibro gratis en Amazon para conocer los jugosos detalles.

Sobre el libro

Si quieres tener un impacto positivo en este mundo, hay algo que definitivamente te ayudará, y es tu capacidad de liderazgo. En este libro, John C. Maxwell comparte sus 21 principios de liderazgo más probados en el tiempo.

Sobre el autor

John C. Maxwell es un experto en liderazgo, orador y autor reconocido internacionalmente que ha vendido más de 16 millones de libros. Sus organizaciones han formado a más de 2 millones de líderes en todo el mundo.

El Dr. Maxwell es el fundador de EQUIP y de INJOY Stewardship Services. Cada año da charlas a empresas de la lista Fortune 500, a líderes de gobiernos internacionales y a audiencias tan diversas como la Academia Militar de Estados Unidos en West Point, la Liga Nacional de Fútbol Americano y embajadores en las Naciones Unidas. Maxwell, autor de bestsellers del New York Times, el Wall Street Journal y el Business Week, fue nombrado el principal gurú del liderazgo del mundo por Leadershipgurus.net. También fue uno de los 25 autores y artistas nombrados en el Salón de la Fama del 10º Aniversario de Amazon.com. Tres de sus libros, The 21 Irrefutable Laws of Leadership, Developing the Leader Within You y The 21 Indispensable Qualities of a Leader han vendido más de un millón de ejemplares cada uno.

Introducción

Muchas personas ven el liderazgo de la misma manera que ven el éxito, esperando llegar lo más lejos posible, subir la escalera, alcanzar la posición más alta posible para su talento. Pero, en contra del pensamiento convencional, creo que lo fundamental en el liderazgo no es hasta dónde avanzamos nosotros mismos, sino hasta dónde hacemos avanzar a los demás. Eso se consigue sirviendo a los demás y añadiendo valor a sus vidas".

John C. Maxwell

La cita anterior resume el fundamento de las 21 leyes y la filosofía que las sustenta. Basados en 40 años de liderazgo y en las observaciones de líderes de éxito en los negocios, la política, el deporte y otras industrias, estos principios son los elementos centrales para ser un líder. Las leyes se basan en la premisa de que el liderazgo no se refiere únicamente a una empresa u organización, sino también al desarrollo personal y al de los demás. 

Ley #1: La Ley de la Tapa

Esta ley afirma que tu capacidad de liderazgo es la tapa de tu eficacia como líder. El punto principal de esta ley es darse cuenta de la importancia de la capacidad de liderazgo e identificar en qué punto te encuentras. Un ejercicio práctico es calificar tus habilidades del 1 al 10 en estas áreas.

  1. Habilidades de las personas
  2. Planificación y pensamiento estratégico
  3. Visión
  4. Resultados

Después de hacer este ejercicio, pida a otras personas cercanas que le califiquen de la misma manera y compare las dos. Eso debería dar un buen punto de partida.

Ley #2: La ley de la influencia

Maxwell dice que el liderazgo es influencia, nada más y nada menos, por lo que cuanta más influencia se tenga, mayor será el potencial de liderazgo. Y cada persona tiene una cantidad diferente de influencia, pero para hacer crecer la tuya de forma positiva, intenta centrarte en estas siete áreas.

  1. Personaje
  2. Relaciones
  3. Conocimiento
  4. Intuición
  5. Experiencia
  6. Éxitos anteriores
  7. Habilidad

Ley #3: La ley del proceso

Mientras que la motivación puede llegar en un momento, el crecimiento lleva tiempo. La buena noticia, sin embargo, es que el compromiso con el proceso dará resultados. He aquí las cinco fases del crecimiento del liderazgo.

  1. No saber lo que no se sabe
  2. Sabiendo que necesitas saber
  3. Saber lo que no se sabe
  4. Conociendo y creciendo, y comienza a mostrarse
  5. Simplemente se va por lo que se sabe. Y esta última etapa es agradable, porque es cuando el liderazgo puede llegar a ser instintivo e incluso automático, y ocurre, especialmente para aquellos que siguen la ley del proceso.

Ley #4: La Ley de la Navegación

Hay una cita que dice: "Cualquiera puede dirigir un barco, pero se necesita un líder para trazar el rumbo". Y esta ley revela que un líder a menudo tendrá que guiar a un equipo en circunstancias difíciles. Piensa en la planificación de una acampada o un viaje por carretera, o en la creación de un nuevo negocio, o incluso en ir a la luna. Todo esto es un ejemplo de la ley de la navegación.

Ley #5: La ley de la adición

Esta ley establece básicamente que los líderes añaden valor a los demás a través del servicio. Y Maxwell comparte cuatro consejos útiles sobre cómo servir mejor.

  1. Valorar realmente a los demás
  2. Para hacernos más valiosos
  3. Conocer y relacionarse con lo que los demás valoran
  4. Hacer cosas que Dios valora, por ejemplo, tratar a los demás como te gustaría que te trataran a ti.

Maxwell también afirma que 90% de las personas que añaden valor a los demás lo hacen intencionadamente, por lo que para ser un mejor líder, busca añadir valor intencionadamente y servir a los demás y a los que diriges.

Ley #6: La ley de la tierra firme

Maxwell afirma que los líderes verdaderamente eficaces a largo plazo son dignos de confianza y honestos, y esa es la base o el terreno sólido sobre el que se construye su liderazgo. Así que, para reforzar tu base sólida, intenta centrarte en estas tres áreas.

  1. Integridad: Comprométete a ser escrupulosamente honesto. No ocultes la verdad, ni digas mentiras blancas, ni falsees las cifras. Sé sincero incluso cuando te duela.
  2. Autenticidad: Sé tú mismo con todo el mundo. Nada de política, juegos de rol o fingir ser alguien que no eres.
  3. Disciplina: Haz lo que sabes que debes hacer cuando debes hacerlo, te apetezca o no. Comprométete a hacer estas cosas y tus cimientos o tierra firme serán sólidos como una roca.

Ley #7: La ley del respeto

Esta se basa en la anterior, y el punto es que la gente tiende a seguir y respetar a los líderes más fuertes que ellos mismos, y eso no significa necesariamente que sean físicamente, financieramente o lo que sea. Algunas de las personas más respetadas de todos los tiempos procedían de circunstancias humildes y fueron seguidas por personas de muy alto nivel. Piensa en Harriet Tubman, la Madre Teresa, Mahatma Gandhi, Martin Luther King, etc. Estas son algunas de las características que suelen tener las personas respetadas.

  1. Tienen respeto por los demás
  2. Tienen valor
  3. Suelen tener algún tipo de éxito
  4. Lealtad
  5. Añaden valor a los demás

Ley #8: La ley de la intuición

Otro aspecto del liderazgo eficaz es la buena intuición. Se trata básicamente de instintos sociales positivos y es especialmente útil en el liderazgo. Para fortalecer la tuya, prueba estos tres consejos.

  1. Leer libros sobre las relaciones de pareja
  2. Participar en más conversaciones
  3. Conviértase en un observador de personas

O, básicamente, sigue aprendiendo, comunicando y observando, y estarás en camino de convertirte en un líder más intuitivo.

Ley #9: La ley del magnetismo

Hay una cita en esta sección que dice: "Lo que atraes no está determinado por lo que quieres. Está determinado por lo que eres". Y dos cosas que demuestran esto son la energía y el talento. Generalmente, la gente querrá seguir a aquellos con niveles de energía similares o mayores, y lo mismo ocurre con la superdotación o el talento. Así que, por ejemplo, ¿a quién querría acudir el estudiante de matemáticas como tutor, o el aspirante a cocinero o músico o empresario, o lo que sea? Querrían acudir a alguien que supiera más, del que pudieran aprender. ¿No es así? La conclusión es que cuanto mejor sea el líder en el que te conviertas, más magnético será tu liderazgo.

Ley #10: La ley de la conexión

La conexión es la clave de la influencia, y para que un líder conecte bien, debe tener dos cosas.

  1. Confianza en su visión y
  2. La capacidad de comunicarlo bien

En esta sección, dos consejos útiles para lograrlo son

  1. Identificar quién eres y qué representas. Esto le ayudará a determinar qué área quiere liderar y por qué.
  2. Desarrollar su capacidad de hablar en público. Warren Buffet dijo una vez que una de las cosas más valiosas que hizo fue asistir a un curso de oratoria y practicar lo que aprendió. Así pues, trabaja en estos dos rasgos y observa cómo mejoran tus conexiones y tu liderazgo.

Ley #11: La Ley del Círculo Interior

Esta ley demuestra que el potencial de liderazgo suele estar determinado por las personas más cercanas a ti, a las que acudes en busca de consejo o asesoramiento, o incluso a tus empleados más cercanos. Así que para tener un gran círculo interno, intenta encontrar la mejor tutoría que puedas, contrata al mejor personal que puedas, desarróllalo todo lo que puedas y luego entrega todo lo que puedas a ese círculo interno.

Y esto nos lleva a la siguiente, la ley #12, la ley del empoderamiento.

Theodore Roosevelt dijo una vez: "El mejor ejecutivo es el que tiene suficiente sentido común para elegir a hombres buenos para hacer lo que quiere que se haga y suficiente autocontrol para no entrometerse con ellos mientras lo hacen". Y eso resume básicamente esta ley. Los líderes exitosos y seguros empoderarán a otros para el bien, porque se dan cuenta de que en eso consiste el verdadero liderazgo.

Ley #13: La ley de la imagen

Como líder, usted es la imagen que la gente suele reflejar, y por ello debemos esforzarnos por ser los mejores ejemplos que podamos para ellos. En una encuesta realizada por Opinion Research Corporation para Ajilon Finance, se preguntó a los trabajadores estadounidenses cuál era, en su opinión, el rasgo más importante que debía tener alguien que les dirigiera. Y estas fueron las tres más importantes

  1. Conocimiento del negocio
  2. Ética y moral sólidas
  3. Predicar con el ejemplo

En definitiva, los líderes más eficaces dan a sus seguidores exactamente lo que quieren, y eso es un buen ejemplo.

Ley #14: La ley de la participación

Para que un mensaje sea realmente influyente, la gente también tiene que estar convencida del mensajero. Si no lo están, la visión tendrá poco efecto. Un fenómeno que demuestra esto es que los líderes tienden a desarrollar primero la visión y luego encontrar a la gente, mientras que la gente tiende a encontrar primero a un líder en el que creen y luego encuentran la visión. Pero sea cual sea el caso, y ya sea por simpatía o carisma o confianza o competencia o respeto, cuanto más se crea en alguien, mayor será su influencia.

Ley #15: La Ley de la Victoria

En su libro, First: What it Takes to Win, Rich Froning, que durante varios años fue nombrado el hombre más en forma de la tierra, dijo lo siguiente: "En el entrenamiento, escuchas a tu cuerpo. En la competición, le dices a tu cuerpo que se calle". Y un rasgo común de los líderes excepcionales es que empujan a través de circunstancias desafiantes para obtener victorias. Y en esta sección, los cuatro aspectos de la victoria del equipo son la unidad de visión, la diversidad de habilidades, la dedicación a la victoria y la elevación de los demás a su potencial.

A medida que te centres en ellas, deberías ver más victorias y empezar a ganar impulso, lo que nos lleva a la ley #16, la ley del Gran Mo.

Ley #16: La Ley del Gran Mo

El impulso es el mejor amigo de un líder, y verás, lo que pasa con el impulso es que siempre empieza en cero, pero a medida que se desarrolla el liderazgo, las victorias aumentarán y también lo hará Big Mo, más impulso. Es inevitable, y se convierte en una bola de nieve descendente. El crecimiento se vuelve más rápido y el liderazgo se vuelve más fácil y agradable.

Y en este punto es importante saber cómo mantener las cosas en esa dirección correcta, lo que nos lleva a la ley #17.

Ley #17: La ley de las prioridades

Para mantener el crecimiento, un líder tendrá que diferenciar entre actividad y realización. Por ejemplo, un agricultor puede necesitar cortar cierta parte bonita de una planta que no está produciendo frutos para que el resto de la planta siga creciendo en todo su potencial, y esto es similar en el liderazgo. A menudo habrá que decidir entre lo que hay que conservar y lo que hay que sacrificar por el bien del conjunto, lo que también nos lleva a la siguiente, que es la ley del sacrificio.

Ley #18: La ley del sacrificio

Será útil darse cuenta de que cuanto más se asciende en el liderazgo, más hay que sacrificar. Jesús dijo una vez que "si alguien quiere ser el primero, debe ser el último de todos y el servidor de todos", y Maxwell afirma que "el sentido de los derechos personales de un líder en crecimiento disminuye, mientras que su sentido de responsabilidad personal hacia los demás aumenta". Y convertirse en padre puede ser un buen ejemplo de esto, también. En definitiva, si quieres ser un líder, pregúntate si estás dispuesto a sacrificarte por los demás.

Ley #19: La ley del tiempo

Un líder eficaz no sólo se centra en hacer las cosas correctas, sino también en hacerlas en el momento adecuado. Piensa en una propuesta de matrimonio, por ejemplo. El momento puede hacer o deshacer todo. En la agricultura, de nuevo, saber cuándo plantar, regar o cosechar es crucial para tener los mejores y mayores productos. Esta ley es útil a lo largo de toda la vida, y quienes la dominan siempre tendrán una influencia fuerte y oportuna.

Ley #20: La ley del crecimiento explosivo

Esta ley es el resultado de un liderazgo eficaz o de seguir bien a los demás. Para llegar aquí, el primer paso es centrarse en el desarrollo personal, donde se experimenta el éxito personal. Luego, el número dos sería el desarrollo del equipo, donde se experimenta el crecimiento de la organización, y por último, el desarrollo del liderazgo, donde se desarrollan líderes que luego pueden tomar las riendas y continuar el proceso, abriendo el camino para un crecimiento explosivo.

Y esto enlaza con la última, y es la ley #21, la ley del legado.

Ley #21: La ley del legado

Al final, lo que nos recordará a ti y a mí es el legado que dejamos. Es básicamente la influencia o el liderazgo más allá de nuestros años, así que mientras podamos, si eso es cierto, ¿por qué no decidir cuál será nuestro legado? Bueno, para hacer esto se requieren algunas cosas.

  1. Conocer nuestro propósito en la vida. Y esto puede hacerse identificando nuestros valores y talentos, lo que puede ayudarnos a decidir qué contribución nos gustaría hacer.
  2. Decidir en quién invertir para llevar ese legado adelante. Lo ideal sería que fueran personas con valores similares, pero con mayor talento, para que puedan subirse a nuestros hombros en cierto modo.

Y así, al terminar esta ley y este libro, mi reto para mí y para cualquiera que lea esto es decidir qué tipo de legado nos gustaría dejar atrás y elegir uno positivo. Bueno, eso es todo, el final de nuestro resumen de las 21 Leyes Irrefutables del Liderazgo. Y si quieres una copia para ti, hay un enlace en la descripción de abajo.

Las 21 leyes irrefutables del liderazgo Valoración

Calificamos Las 21 leyes irrefutables del liderazgo con un 4,5/5.

¿Cómo calificaría el libro de John Maxwell basándose en este resumen?

Haz clic para valorar este libro
[Total: 5 Promedio: 4.4]

Para conocer los detalles, consiga el audiolibro de forma gratuita.

Obtenga el cuaderno de trabajo aquí:

Resúmenes de libros relacionados

Las leyes de la naturaleza humana por Robert Greene

Estrategia y táctica de liderazgo por Jocko Willink

13 cosas que no hacen las personas mentalmente fuertes por Amy Morin

Palabras que cambian la mente por Shelle Rose Charvet

Publicaciones Similares

2 comentarios

Deja una respuesta

Añade automáticamente YASR en tus posts o páginas. %s Desactiva esta opción si prefieres usar shortcodes. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.