Resumen de Indomable
| |

Resumen y análisis de Untamed by Glennon Doyle

Deja de complacer, empieza a vivir

La vida es muy ajetreada. ¿Indomable, de Glennon Doyle, ha estado acumulando polvo en su estantería? En lugar de eso, aprende ahora las ideas clave.

Estamos arañando la superficie. Si aún no tiene el libro, consiga el audiolibro gratis en Amazon para profundizar en los detalles.

Sinopsis del libro

Indomable es un libro de memorias íntimo y una llamada de atención para todas las mujeres. Anima a las mujeres a descubrir la voz del anhelo que llevan dentro. Indomable esboza cómo la sociedad nos dice que debemos ser buenas y encajar en nuestros roles de género. Sin embargo, la única manera de ser verdaderamente felices es empezar a vivir en lugar de complacer. Indomable es la historia de cómo cada uno de nosotros puede empezar a confiar en sí mismo lo suficiente como para establecer límites, hacer las paces con nuestro cuerpo, honrar nuestra ira y nuestro desamor.

La perspectiva de Glennon Doyle

Glennon Doyle es una autora del New York Times que ha vendido tres libros distintos: Continúa, guerrero, Guerrero del amory Indomable. Doyle es también activista y creadora de una comunidad online en su blog, Momastery. Por último, es la presidenta de Together Rising. Esta organización sin ánimo de lucro ha recaudado más de cuatro millones de dólares para mujeres y niños en crisis. 

Primera parte - Enjaulado

Esta parte de las memorias describe cómo Glennon Doyle se dio cuenta de que estaba enjaulada. En ese momento, Glennon estaba casada y tenía tres hijos. Sin embargo, luego se enamoró de su ahora esposa, Abby. Esta parte del libro ofrece múltiples ejemplos de cómo la sociedad la hacía sentir enjaulada. Este sentimiento de enjaulamiento contribuyó a la bulimia de Glennon (un trastorno alimentario caracterizado por atracones seguidos de purgas). Su bulimia le proporcionó una vía de escape poco saludable. Se entregaba al hambre como una forma de tomar el control de su vida, pero luego expresaba su enfado por haber comido tanto. Una serie de experiencias en su vida contribuyeron a que llegara a esta etapa.

Manzanas

Doyle describe su experiencia de asistir a la Iglesia Católica de la Natividad todos los miércoles cuando era niña. Durante este tiempo, llegó a comprender mejor cómo se representa a las mujeres en la Biblia. En concreto, se le enseñó con frecuencia que Eva fue la persona que instigó el pecado original. Posteriormente, se le enseñó a Doyle a hacer lo que se suponía que debía hacer en lugar de lo que quería hacer. Estas enseñanzas fueron el comienzo de su conformidad con las normas de la sociedad, en lugar de hacer lo que la hacía feliz.

Mamadas

Doyle comprendió mejor cómo los hombres se rigen por normas más permisivas que las mujeres al visitar a un terapeuta de relaciones. Doyle y su marido empezaron a ver a este terapeuta después de que su marido admitiera que la había estado engañando. En medio de estas sesiones, Doyle explicó al terapeuta que se había enamorado de una mujer llamada Abby. El terapeuta negó la legitimidad de este amor y le sugirió que empezara a hacer más mamadas a su marido. Esta negación de la felicidad de Doyle, y la sugerencia de hacer lo que "se supone que debe hacer", fue otro ejemplo de su enjaulamiento.

Direcciones

Doyle empezó a entender que los niños y las niñas se comercializan de forma diferente al ver los productos del baño de sus hijos. Los productos de baño para hombres eran muy verbales y contundentes. Estos productos decían a los niños y a los hombres lo que debían hacer. En comparación, los productos para mujeres estaban llenos de adjetivos suaves. Estos productos decían a las mujeres lo que debían sea. Esencialmente, las mujeres eran las únicas que tenían que cambiar lo que eran.

Reuniones

Basándose en las indicaciones, Doyle explica un caso en el que el marketing tiene un impacto en los niños. Doyle pregunta a sus hijos adolescentes si tienen hambre. Los chicos dicen que sí sin siquiera pensarlo. En cambio, las chicas de Doyle se miran durante un rato antes de que, finalmente, una de ellas diga: "Estamos bien, gracias". Este es un ejemplo de que los chicos son quienes quieren ser y las chicas tienen que pensar en lo que se supone que deben ser.

Reglas

Doyle se da cuenta de las limitaciones que supone atenerse a lo que se supone que hay que hacer cuando su amiga, Ashley, asistió a una clase de yoga caliente. El calor la hizo sentirse mal. Sin embargo, en lugar de abandonar la clase, se quedó porque creía que era lo que debía hacer. Después, vomitó por el calor. Sufrió porque hizo lo que se suponía que debía hacer, en lugar de lo que la haría feliz. 

Dragones

Esta sección del libro describe cómo las mujeres son a menudo empujadas a matrimonios heterosexuales que no necesariamente desean. Doyle comienza esta sección hablando de su amiga Megan. Megan es una alcohólica en recuperación, pero no era alcohólica antes de conocer a su marido. Sólo se había casado con su marido porque no quería decepcionar a los demás. Megan bebía para olvidar su infelicidad en el matrimonio. Doyle comparó esto con una bola de nieve que tenía con un dragón dentro. Todos intentamos que la nieve no se asiente lo suficiente como para enfrentarnos a lo que realmente hay dentro. Para Doyle, lo que realmente había dentro es que quería estar con una mujer. 

Segunda parte - Claves

Doyle proporciona los momentos críticos que la ayudaron a comprender que estaba enjaulada. Además, lo que tuvo que hacer para transformarse a sí misma y a su vida. 

  1. Sentirlo todo - Este momento llegó cuando Doyle llevaba seis días de sobriedad. Había estado asistiendo a reuniones de recuperación para alcohólicos. Durante su quinta reunión de recuperación, se dirigió al grupo diciendo que sentía que lo estaba haciendo todo mal, ya que no se sentía feliz. Después, una mujer se acercó a Doyle y le explicó que no está haciendo nada mal. Doyle sugiere que todos nos permitamos sentir tanto lo bueno como lo malo. Doyle subraya que la vida del ser humano no consiste en ser feliz, sino en sentirlo todo
  2. Estar quieto y saber - Doyle se dio cuenta a lo largo de los años de que el "debería" y el "derecho" son los barrotes que mantienen a la gente enjaulada. Cuando buscaba consejo en Internet, como cuando su marido la engañó, el único consejo que le daban era lo que debía hacer. Un día, uno de los amigos de Doyle le dio una tarjeta que decía: "Quédate quieto y conoce". Después de esto, Doyle se enseñó a sí misma ejercicios para calmarse. Esta calma le permitió desarrollar un nivel más profundo de comprensión personal. Aprendió a confiar en sí misma en lugar de seguir lo que la sociedad considera que es lo "correcto".
  3. Atrévete a imaginar: Doyle cree que siempre hay que escuchar lo que dice nuestro interior. Por ejemplo, Doyle se quedó embarazada a los 26 años. Todo parecía indicar que era una mala idea, pero sabía que era lo mejor para ella. El mismo sentimiento se apoderó de Doyle cuando conoció a su actual esposa, Abby. Por eso, Doyle anima a las mujeres a dejar de lado las mentiras sobre cómo debería ser la vida. En su lugar, vivan de acuerdo con su imaginación. Escribe tus planes para la vida, de modo que tengas una base para convertir tu imaginación en tu realidad.
  4. Construir y quemar: Doyle tuvo que quemar sus ideas anteriores sobre lo que debía hacer. Desprenderse de sus falsas ideas fue esencial para su transformación. Esto incluía dejar de lado su idea en torno al ideal de una estructura familiar tradicional. Además, la idea de que la abnegación es la cima de la feminidad. Doyle explica que seguirá dejando que las ideas ardan a medida que crezca y se desarrolle, y anima a los lectores a hacer lo mismo

Tercera parte - Libre

Dolores

Los dolores son los que sentimos que se alejan y luego resurgen cuando ocurre algo terrible. En el caso de Doyle, este dolor estaba presente cuando su bulimia estaba en su peor momento y cuando era arrestada constantemente por errores de borrachera. A Doyle le resultaban duros estos momentos; sin embargo, se limitaba a aceptar que podía afrontar las cosas difíciles. Diez años después, cuando su abuela Alice muere, Doyle vuelve a sentir este dolor. Después de esto, visita a su hermana, que acaba de dar a luz a un bebé Alice. Este nacimiento le recuerda a Doyle que todo en la vida pasará. La autora anima a los lectores a comprender que los dolores forman parte de la vida, pero que siempre pasarán.

Fantasmas

A Doyle siempre le persiguió un fantasma de la versión perfecta de lo que se suponía que debía ser a los veinte años. Después de esto, en sus treinta años, simplemente aceptó que estaba rota. Sin embargo, ninguno de estos enfoques era saludable. Decidió dejar de perseguir la perfección y dejar de describirse a sí misma como rota.

Objetivos

El objetivo anterior de Doyle era tratar siempre de ser bueno. Sin embargo, tratar de ser siempre una buena persona le provocaba ansiedad. Simultáneamente, se esforzaba por ser una buena esposa, una buena madre y una buena cristiana. Se dio cuenta de que perseguir la bondad estaba creando infelicidad. Recuerda haber leído la cita de Steinbeck "Y ahora que no tienes que ser perfecto, puedes ser bueno". Doyle rechazó ambos ideales. En su lugar, cree que un mejor mantra para vivir es: "Y ahora que no tenemos que ser buenos, podemos ser libres".

Erikas

Doyle describe a su amiga Erika, que soñaba con ser artista. Sin embargo, Erika decidió no seguir esta carrera. Estaba convencida de que era una decisión egoísta porque necesitaba dinero para mantener a su familia. Doyle considera que este es otro ejemplo de cómo las mujeres son educadas en una sociedad que les dice que se descarten y desconfíen de sí mismas. Doyle explica que a las niñas se les enseña esto desde pequeñas para controlarlas. En consecuencia, no confían en sus cuerpos, sus opiniones o sus voces. Doyle sugiere que las mujeres deben dejar de temerse a sí mismas y empezar a confiar en sí mismas.  

Ojos

Esta sección describe cómo Doyle se miró a sí misma a los ojos y se dio cuenta de que tiene que dejar de utilizar a sus hijos como excusa para no ser valiente. Explica que los padres deben dejar de enseñar a sus hijos a ser mártires. Finalmente, Doyle gana la confianza necesaria para dejar de utilizar a sus hijos como excusa y dejar a su marido. Aunque los primeros meses fueron difíciles, el marido de Doyle permitió que los niños establecieran una relación cariñosa con Abby.

Deseo

Doyle aprendió muy pronto, en su adolescencia, a hacerse desear por los hombres. Sin embargo, nunca aprendió a entender sus deseos. Sólo cuando vio por primera vez a Abby después de dejar a su marido, comprendió quién y qué deseaba.

Selah

La palabra Selah se encuentra en la Biblia hebrea e indica que el lector debe hacer una pausa en la lectura por un momento. Este momento debe dedicarse a la contemplación silenciosa. Doyle aplica esta palabra a su comprensión de la dinámica de su familia. Una de las hijas de Doyle, Tish, ha sido a menudo una niña preocupada y con el ceño fruncido. En comparación, Chase, el primer hijo de Doyle, es feliz y fácil de llevar. Doyle tuvo que decirse a sí misma que dejara de forzar a Tish a ser feliz. El carácter de Tish frena a la familia y les permite darse cuenta de cosas que de otro modo no habrían notado. En efecto, Tish es la Selah de su familia. 

Tocar los árboles

Mientras veía un programa de televisión de supervivencia, Doyle aprendió sobre los árboles táctiles. Los árboles táctiles son bases de operaciones que una persona perdida en el bosque puede utilizar como punto de referencia para salir y volver. Doyle explica que estuvo perdida la mayor parte de su vida porque siempre buscaba árboles de contacto externos. En cambio, ella y todos los demás deberían verse a sí mismos como su árbol de contacto.

La crianza generacional

Doyle explica que cada generación recibe un memorándum diferente sobre cómo debe educar a sus hijos. En el pasado, solía ser que uno llevaba a su hijo a casa y lo veía crecer hasta convertirse en quien quería ser. Sin embargo, ahora las cosas se han complicado. A los padres se les dice con frecuencia lo que deben y no deben hacer. Concretamente, a las madres se les dice ahora que no deben permitir que sus hijos pasen por nada difícil. Sin embargo, este es un enfoque erróneo. Este enfoque sólo hace que los niños se sientan sobrepensados mientras los padres se agotan. La sobrepaternidad sólo le dejará a usted menos feliz y a sus hijos peor preparados para enfrentarse a situaciones difíciles más adelante en la vida.

Abrazar el aburrimiento

El hijo de Doyle, Chase, solía dibujar mapas y escribir poemas cuando era joven. Sin embargo, a los trece años le compraron un teléfono móvil. Después de comprar este teléfono móvil, Chase dejó de dar rienda suelta a su creatividad. Tener un teléfono móvil hace que los niños no se aburran fácilmente. Por lo tanto, nunca encuentran tiempo para mirar hacia dentro y descubrirse a sí mismos. El aburrimiento permite a los niños ser reflexivos. El mensaje de este punto no es que debas quitarle el móvil a un niño, sino que probablemente sepas qué es lo mejor para tu hijo. Por lo tanto, hay que estar dispuesto a ir a contracorriente. Doyle le recomendó a Chase que se deshiciera de su móvil, y él aceptó, siendo mucho más feliz gracias a ello.

Roles de género

Doyle educó a sus hijas para que fueran feministas. Sin embargo, explica que los chicos también están enjaulados. Desde pequeños se les dice que deben ser poderosos y que deben ser el principal proveedor de la familia. Sin embargo, Doyle explica que el género no es más que un rasgo al que la sociedad pone una etiqueta. La autora lamenta haber descuidado la sensibilidad de su hijo de la misma manera que lo hizo con sus hijas. Además, de no haberle exigido que hiciera las tareas del mismo modo que sus hijas.

Pornografía

Doyle describe una experiencia en la que su amiga, Mimi, está preocupada por su hijo de secundaria. Mimi es consciente de que su hijo ve porno, pero no quiere hablar con él de ello porque es demasiado incómodo. Doyle dice que Mimi debería hablar con su hijo, ya que todos los niños deberían saber que las representaciones del sexo que ven en Internet no son como el sexo real. Además, la pornografía es misógina y violenta.

Comprender a los demás

Doyle, su hermana y una amiga crearon un equipo que respondió a la crisis fronteriza. Los niños eran arrebatados a sus padres. Su equipo, Together Rising, recaudó millones de dólares. Sin embargo, hay una conversación que se le quedó grabada a Doyle. Una mujer le dijo a Doyle que su organización debería ayudar a los estadounidenses y no a los ilegales. Esta conversación fue un ejemplo perfecto de cómo la gente debe usar su imaginación para entender a otras personas. Si imaginamos las experiencias de esas personas que cruzan la frontera, entenderemos mucho mejor sus decisiones.

Salir del armario

Doyle explica lo difícil que puede ser enfrentarse a los miedos de otros miembros de la familia. Doyle encontró consuelo fingiendo que estaba en su propia isla libre de mensajes negativos. Sin embargo, cuando su madre la visitaba, traía consigo sus miedos y preocupaciones. Por ello, Doyle tuvo que aprender a confiar en sí misma en lugar de buscar la validación de su madre. Posteriormente, tuvo que decirle a su madre que no podía pasar tiempo con ella hasta que estuviera preparada para dejar de lado su miedo. 

Del mismo modo, uno de los amigos de Doyle dijo que quería amarla pero que luchaba contra su homosexualidad. Doyle le dijo a su amiga que tenía que dejar de elegir lo que la gente le había enseñado a creer y empezar a elegir algo que conoce. 

Dios es una chica

Aunque Doyle ya no se considera cristiana, en parte por la postura antigay y antiabortista de la Iglesia, sigue encontrando fascinante la historia de Jesús. Sin embargo, nunca se referiría a Dios como un hombre. Doyle se refiere a Dios como ella porque es ridículo que Dios tenga género. Llama a Dios "ella" porque quiere rebatir la idea de que Dios no puede ser una mujer.

Duelo

La ira puede ser una indicación de que se ha cruzado una línea y hay que hacer algo. Para Doyle, el enfado que no podía soltar hacia su marido era una señal de que tenía que divorciarse de él. Cada sentimiento de ira debe ser evaluado para ver si se ha cruzado un límite legítimo o si necesitas ajustar tu límite. Para Doyle, el hecho de que su marido la engañara era un límite legítimo que se había cruzado. 

Del mismo modo, los sentimientos de dolor nos dicen algo sobre lo que debemos creer. Si experimentas dolor al ver una tragedia concreta, entonces debes actuar. Es una causa a la que puedes dedicarte. La pena es una emoción importante, ya que es un capullo que puede transformarnos y permitirnos emerger de nuevo.

Sobre la depresión y la ansiedad

Doyle describe la depresión y la ansiedad como ladrones de cuerpos. Recomienda tomar la medicación si le funciona. Además, recomienda encarecidamente tomar notas cuando te sientas mal para poder expresar mejor tus emociones previas a tu médico. Por último, Doyle recomienda que conozcas tus botones. Describe los botones fáciles, que son malos atajos, y los botones de reinicio, que son las verdaderas soluciones. 

"Por los indómitos:

Que los conozcamos.

Que los criemos.

Que los amemos.

Que los leamos.

Que los elijamos.

Que nosotros seamos ellos". - Glennon Doyle


Indomable PDF, audiolibro gratuito y resumen del libro animado

Si tiene alguna opinión sobre este resumen o quiere compartir lo que ha aprendido, comente a continuación o twittee con nosotros @storyshots.

¿Eres nuevo en StoryShots? Obtenga las versiones en PDF, audio y animada de este resumen y de cientos de otros libros de no ficción más vendidos en nuestro aplicación gratuita de primer nivel. Ha sido presentado #1 por Apple, The Guardian, la ONU y Google en 175 países.

Pida el libro o consiga el audiolibro gratis para profundizar en los detalles.

Resúmenes de libros relacionados

Los cuatro acuerdos

Burnout por Emily Nagoski

Apóyate

La hora de las mujeres

Eres un malote

Sentirse bien

Educado

Sexo al amanecer

Libro abierto

Chica, deja de disculparte

resumen indomable
  • Guardar

Publicaciones Similares

2 comentarios

  1. Buen resumen, pero este libro promueve malas soluciones a problemas válidos. La solución básica es: "¿No estás contento con la situación X? Sal de ella. Libérate. No hagas lo que crees que la sociedad espera de ti".

    El único problema es que sus ideas aquí no son más que un reenvío de ideas culturales ya comunes. Este libro no promueve la libertad, sino la esclavitud a otro conjunto de expectativas culturales. No estoy diciendo que no debería haber salido de su matrimonio. Suena mal. Ella ha pasado por una mierda horrible. Pero, en última instancia, su receta para una buena vida no es muy sustancial. Es superficial, narcisista y consumista.

    Seguir nuestra "voz interior" no es algo que recomendaríamos a Hitler, Stalin, Ted Bundy o Donald Trump. Podría decirse que seguían su voz interior. Las voces interiores suelen ser erróneas, egoístas, irracionales y están condicionadas por influencias externas. Las voces interiores deben ser controladas por la razón y la ética, o de lo contrario todo vale. Esto no es libertad.

    Además, no somos malditos guepardos. Somos malditos seres humanos.

Deja una respuesta

Añade automáticamente YASR en tus posts o páginas. %s Desactiva esta opción si prefieres usar shortcodes. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.